ISSUE Nº 01

My French Affaire con: las camisas de él, mi francés…

Si hay una prenda básica en cualquier fondo de armario esa es la camisa blanca. Tan popular que nunca nadie escribe sobre ella, porque de alguna manera es la única prenda que viste a it girls, ejecutivas, camareros y a Carolina Herrera. A ella le debemos mucho en cuanto a reinventar los patrones de esta prenda para sacarla del maltratado y poco glamuroso mundo de los uniformes.

Llevaba unos días pensando qué podría aportar yo con mis básicos conocimientos en este mundo de arte hecho moda (vale, de arte puedo hablar sintiéndome algo más cómoda, pero de moda, ahí voy algo más justa, por eso lo de affaire, supongo) a lo que iba, que dándole vueltas a la camisa blanca, he acabado dándole la vuelta (literal!)

 

Si de algo saben en California es de lucir espalda (con cicatrices incluidas), de ser artificialmente natural y naturalmente libres. Así que hoy esta imagen habla de eso, de hacer las cosas diferentes, de transformar un objeto común, vulgar y apropiárnoslo, hacerlo nuestro y por tanto reinventarlo. Creo que eso mismo es lo que, nombrando de nuevo a la maestra de las camisas blancas, diría:

El estilo no es lo que usas, sino cómo lo usas, ahí radica su secreto

Carolina, Herrera

(que si fuese Rubio, no iría entre comillas por falta de pretensión más allá de mostraros mi espalda, llena de lunares)

 


Si os gusta lo de las camisas blancas invertidas divertidas , sería increíble que os sacarais una foto y le pongáis algo tipo #camisaquedarisa para poder ver todas vuestras fotos luciendo espalda.

Si este editorial os ha inspirado o hecho pensar un poquito en mí y sentiros un poco más locas, libres o californianas… el objetivo de hoy está cumplido. (Pero no nos engañemos, aquí la que escribe es una riojana que jamás saldría por la Laurel con la camisa del revés.)

 

>> Comentad lo que queráis, aún más si es algo positivo, pero sobretodo comentad; ya no por mí si no por mi marido que ha perdido una camisa y ganado una blogger (¿o es al revés?, no sé)


 

Follow my blog with Bloglovin

5 Comentarios

  1. Montse
    19/10/2017 / 10:03 pm

    Increíble fotografía a mí me inspira una dulzura y un estilo refinado y sobre todo me parece una alegoría al día que hoy celebramos “cáncer de mama” la belleza también existe sin pecho una fotografía Magnifique!!

    • 19/10/2017 / 10:26 pm

      Muchísimas gracias!
      Por todas ellas sin duda reinventaremos no sólo una camisa blanca si no nuestra manera de estar el mundo, luchando contra lo que haga falta, toda nuestra fuerza en su día ✊✊✊✊✊

  2. Andrea
    19/10/2017 / 10:14 pm

    Pura inspiración! Nunca me habría planteado que algo (como tú escribes) tan “normalizado” puede ser estiloso, divertido, sexy al mismo tiempo… Sin duda alguna hay que darle una vuelta a todo y sobretodo sentirnos cómodas y a gusto con aquello que nos pongamos, y por qué no… Aunque sea de vinos por La Laurel!

    • 19/10/2017 / 10:25 pm

      GRA-CIAS, Andrea!! El objetivo es ese, sentirnos cómodas, seguras y libres llevando lo que quiera que llevemos puesto… reinventarnos, pasarnos por el unicornio lo convencional y darle a la vida nuestro propio estilo… eso para mí es lo que de verdad debería de ser tendencia! Por un vino en la Laurel ahora mismo, me pondría la camisa y hasta el tanga del revés 😉 xoxo

  3. Chary.
    29/11/2017 / 3:54 pm

    !!!!Maravillosa foto!!!!Quién no se ha dado la vuelta alguna vez para ser diferente y original. Me parece estupendo el tener la libertad de ponerte la camisa como te guste y te haga sentir feliz.Besosss..Por todas y para todassss.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *