LOVE YOU SO MATCHA!

MATCHA TEA LATTE –  Aprendiendo a preparar una deliciosa y nutritiva receta

Cada vez que comparto una foto en Instagram de uno de mis matcha tea lattes, recibo un montón de comentarios privados queriendo saber más sobre esta receta o los pasos a seguir para hacerla en casa y disfrutarla en cualquier momento del día. Todo empezó hace algunos meses, cuando me decidí a entrar en la cafetería más Instagrameable de San Francisco para probar uno de sus boba teas. Para quienes aún no conocéis esta clase de tés, os advierto que son fuertemente adictivos y que aquí en California están arrasando (y no solamente en las redes sociales)… así que hoy comenzaremos por la versión simple, el latte y si os gusta os escribo la receta completa para que tengáis la oportunidad de probarlos y lo mejor de todo, hechos por vosotros mismos!! Algún día me lo agradeceréis 😉 

Preparados para el más delicioso Matcha Tea Latte con alto contenido en antioxidantes, grasas saludables (que sí, que hay grasas que son muy buenas y necesarias para nuestro organismo) y completamente libre de lácteos!? (ya que está hecho a base de leche de coco) Pues allá vamos, Yummmy!

MATCHA, MATCHA, MATCHA

Preparar cualquier té verde requiere un poco de paciencia y finura en sí mismo, incluso cuando usamos una bolsa de té. La mayoría de nosotras, entre las que me incluía al principio, preparamos té verde con agua demasiado caliente que arruina por completo el delicado sabor del té verde y no permite a los nutrientes liberarse lentamente y abrirse como deberían.

Los primeros 2 años desde que empecé a beber té, antes de convertirse en un ritual diario para mí, preparaba té horriblemente mal! Estoy encogiéndome en la silla mientras escribo esto, qué vergüenza, pero incluso ponía el agua a calentar en el microondas con la bolsa de té dentro (UGH! ) que probablemente es la peor manera de preparar té. Las hojas de té necesitan un poco de amor durante el proceso de elaboración. Ya que su delicado sabor y antioxidantes, requieren tiempo y la correcta temperatura para crear la perfecta taza de té.

Para mí la mejor manera de disfrutar un matcha tea latte es por las mañanas o al medio día después de comer, donde mi mente y cuerpo me piden un poco más de “espacio” y tiempo para relajarse, reagruparse y enfocarse en el trabajo y la productividad. Todo el proceso de preparar matcha tea es muy terapéutico y me permite respetar  y entender de todo corazón el ritual y las ceremonias que rodean la simple tarea de hacer té. Si la meditación me está enseñando algo es a vivir completamente en el presente, en cada momento, por muy mundana que sea la tarea que estoy haciendo. Es como si finalmente hubiera llegado a entender esa frase que tan ajena sonaba antes para mí “aquí y ahora”. No importa si estoy limpiando los platos, o preparando una taza de té, cada momento está lleno de pasión y concentración, de consciencia sobre lo que estoy haciendo. Ultimamente con todos los maravillosos proyectos en los que estamos trabajando  desde ARTiOS, un proyecto personal del que os hablaré muy pronto y el blog, está siendo muy fácil para mi mente gravitar en mil direcciones diferentes hasta llegarme a abrumar. Así que un momento simple como este, me sirve para tomar aliento profundamente y recordarme que todo está funcionado como debería. Mi deseo es que la próxima vez que estés en la cocina preparándote una taza de matcha, o cualquier otro té, puedas encontrar un pequeño “oasis” mental y emocional en la rutina de tu día, tal y como he conseguido hacer yo.

 

Empecemos por lo básico, ¿qué es el té matcha? El té matcha es una joven y delicada variedad de hoja de té que típicamente crece y se produce en Japón. El té matcha es el típicamente usado en las ceremonias del té japonesas, las cuales están desde hace tiempo en mi lista de cosas pendientes por hacer en uno de mis viajes. Espero que con esta apretada agenda de viajes encontremos este año un hueco para visitar por fin Japón y asistir a una de estas ancestrales ceremonias. Quizás en mi próxima visita a China pueda hacerlo y aprovechar así la oportunidad para asistir a una ceremonia de té (no sólo con matcha!), así que si conocéis alguna, por favor dejadme un comentario debajo… me será de gran ayuda!

Una de las cosas más maravillosas del té Matcha es que no es sólo para hacer lattes! De hecho puedes añadir matcha en polvo a smoothies, tartas, galletas, muffins, pancakes, sopas y mucho más.

El té matcha es muy rico en antioxidantes, aminoácidos, y clorofila la cuál es responsable de su precioso y brillante color verde. De entre los aminoácidos que contiene el té matcha, el L-teanina es el más prevalente y es conocido por su efecto relajante de mente y cuerpo, de ahí que tradicionalmente los monjes bebieran té de matcha para ayudar a calmar su mente para la meditación. Además, el contenido sutil de cafeína ayuda a concentrarnos. A diferencia de los tés normales, en realidad estamos bebiendo toda la hoja de té matcha, no sólo el agua del té. Esta es una de las muchas razones por las que el té matcha es mucho más nutritivo que el té verde estándar. Y por supuesto es rico en vitamina C, magnesio y zinc, es diurético, ayuda a controlar el colesterol y es un desintoxicante natural que ayuda a prevenir enfermedades. Debido a los muchos pasos, el cuidado y el tiempo que se requiere para obtener té matcha,  tiende a ser más caro que los tés convencionales, pero su precio merece la pena!

Recuerda esto cuando guardes tu té matcha: Es extremadamente sensible a la luz y el calor. Como os decía antes, es un té joven muy delicado que en su mayoría se recolecta a mano en Japón, se muele hasta obtener un polvo y luego se envasa rápidamente para preservar su frescura y mantenerla intacta. La mayoría lo hacen en un envase metálico o de color oscuro. Es natural que el té matcha se oxide con facilidad si una vez abierto se expone a la luz. El objetivo en mantenerlo en un lugar tan oscuro y sin luz como sea posible para evitar esta oxidación. También podéis conservarlo en el frigorífico o congelador. Esta última opción es la más recomendada para aquéllas de vosotras que no lo bebáis diariamente.

MATERIALES QUE NECESITAS:

Para mí la espuma es obligatoria para disfrutar cualquier tipo de latte, y lo mejor para hacerla es usar una batidora especial para la leche. En las fotos, he usado un batidor de bambú, que combinado con una mini batidora eléctrica de espuma para la leche, se consigue un resultado maravilloso! Aquí os dejo una lista de mis instrumentos favoritos para preparar un buen matcha tea latte. Una ventaja añadida es que son asequibles y así conseguiréis una altísima calidad de té matcha por más tiempo. 

Batidora espumadora de leche

Batidor de bambú

Bowl pequeño y poco profundo

Cuchara de bambú

Contenedor hermético para guardar el té matcha en polvo

Té matcha en polvo de alta calidad, grado ceremonial (mi favorito aquí)

Leche de coco orgánica

Miel, sirope de arce o stevia para endulzar (opcional)

MATCHA TEA LATTE

Autora: Carolina Rubio para My French Affaire
Tipo de receta: bebidas, green drinks
—————————————————————————– 
Tiempo de preparación:  Tiempo total: 
—————————————————————————– 
 Cantidad: 1 persona
 
Un delicioso tea latte libre de lactosa usando leche de coco y té matcha de alta calidad. 
___________________________________________________________________
 
INGREDIENTES
  • ½ taza de agua caliente
  • ½ taza de leche de coco orgánica (full o light)
  • 1 cucharada (de café) de té matcha en polvo
  • 1 cucharada sopera de miel, sirope de arce o stevia (opcional)

___________________________________________________________________

INSTRUCCIONES
  1. Añadir el té matcha en polvo a una pequeña cantidad de agua caliente en el bowl para té o en tu taza favorita.
  2. Usando el batidor de bambú, batir rápidamente hacia arriba y abajo para hacer una pasta espesa y verde.
  3. A continuación añadir el resto del agua caliente y la leche de coco previamente calentada en la pasta que acabamos de obtener y remover. Si vais a usar un endulzante, añadirlo en este paso.
  4. El matcha se disolverá rápida y fácilmente. Si estáis usando una batidora espumadora ponerla en la parte de arriba del latte y encendedla, os permitirá escoger la textura de la espuma deseada. Otra opción es reservar parte de la leche de coco caliente y hacer una espuma con ella por separado, añadiéndola en el último momento suavemente por encima de vuestra taza de té.
  5. Disfrutar caliente o templado!
 
Notas
También puedes utilizar leche de almendras
 
 

NO TIENES LAS HERRAMIENTAS? NO PROBLEM, TODAVÍA PUEDES HACER UN LATTE!

Puedes substituir el paso en el que usamos el batidor de bambú, tan sólo añadiendo una pequeña cantidad de agua caliente en una taza con el té matcha y usando el mango de una cuchara para remover y hacer una pasta suave y verde. Para acabar añade el resto del agua caliente y la leche de coco de vuestro gusto. Endulzar con stevia, miel o sirope de arce (opcional)

Usando un blendersimplemente añade todos los ingredientes en tu procesador de alimentos + 1 cucharada de aceite de coco y mézclalos alrededor de 1 minuto. Conseguirás una preciosa espuma! Esta es mi licuadora favorita

Espero que disfrutes de esta deliciosa receta tanto como yo! Me encantaría leer los comentarios de todos los que hayáis asistido o conozcáis las ceremonias de té y cómo son las de matcha, así que compartid vuestra experiencia en los comentarios más abajo!

 

Cheers!

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. Montse
    25/07/2017 / 3:47 pm

    Me encanta, tu buen gusto y exquisitez a la hora de presentarnos el ritual y una manera de tomar una buena taza de té mucha suerte en tus proyectos.

    • Carolina
      25/07/2017 / 6:47 pm

      Nada como el Amor de una madre para nutrir toda la ilusión puesta en este blog! Eso no hay antioxidantes ni aminoácidos que lo superen… la próxima taza de té serás tú quien la prepare y así me cuentas qué tal se te ha dado. Matchas gracias mamá!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *